Ronaldinho (del PSG al Barcelona)

Considerado por muchos como el ‘mago del fútbol’, este astro brasilero se retiró hace dos años dejando una huella imborrable en este deporte y acreditándose el Balón de Oro en 2005. Su mejor época fue, sin duda, en el Barcelona de España donde consiguió, además del premio al mejor jugador del mundo, dos ligas de España y una Champions League. Su llegada al Barça fue en julio de 2003 por 24 millones de euros, una cifra que resultó ser muy barata. (¿Cuántos equipos colombianos se pueden comprar con el precio de Neymar?)

Radamel Falcao (de River Plate al Porto)

El Porto de Portugal es uno de los clubes de fútbol en el mundo que más lucro ha realizado vendiendo jugadores que, años atrás, compraron por una cifra muy baja. El caso de Falcao es uno de los más recordados cuando, en 2009, el club portugués compró al delantero colombiano por apenas 5,5 millones de euros y, en 2011, lo vendió por 40 millones de euros. Falcao resultó un gran negocio porque además fue un crack en el Porto anotando 72 goles en solo 87 partidos y consiguiendo siete títulos con aquel club.

Cristiano Ronaldo (del Sporting Portugal al Manchester United)

Aunque se sabe la inmensa cifra —96 millones de euros— que en 2009 pagó el Real Madrid por este crack portugués, pocos hablan del bajo costo que CR7 fue para el Manchester United: tan solo 19 millones de euros. En ese momento era solo un niño de 18 años pero no quedan dudas que rápidamente se convirtió en una leyenda del club inglés. Ahí permaneció seis temporadas, anotó 118 goles y levantó 10 trofeos.

Marcelo (del Fluminense al Real Madrid)

A excepción de Sergio Ramos, es el jugador más longevo de la plantilla actual del Real Madrid y uno de los mejores laterales izquierdos de la actualidad. Para el conjunto español lleva más de 400 partidos y ha acumulado 16 títulos desde su llegada en enero de 2007. Aunque el Madrid se ha caracterizado por ser tumba de figuras, esta compra, de apenas 6,5 millones de euros, fue un gran negocio. (El futbolista gay que se suicidó después de salir del clóset)

Foto Shaun Botterill/Getty Images

Thierry Henry (de la Juventus al Arsenal)

Es, para muchos, el mejor jugador de la historia del Arsenal de Inglaterra, un club que tiene más de 100 años de vida. Y méritos para serlo tiene de sobra: es, por ejemplo, el goleador histórico de aquel club con 228 goles e hizo parte de una época en la que el Arsenal fue apodado ‘los invencibles’ cuando en 2004 ganó la liga inglesa sin perder un solo partido. Henry llegó a Londres en 1999 procedente de la Juventus de Italia por unos meros 16 millones de euros.

Foto: Phil Cole /Allsport - Getty Images

Andriy Shevchenko (del Dinamo Kiev al Milan)

El mejor futbolista que ha producido Ucrania llegó al Milan de Italia en 1999 por 26 millones de euros, una cifra alta en su momento pero que, años después, sería considera regalada teniendo en cuenta el valor que significó este jugador para el club italiano. Ahí Shevchenko logró cinco títulos, anotó 173 goles y en 2004 fue retribuido con el Balón de Oro. (Las 5 noticias más exageradas sobre el traspaso de James al Bayern)

Foto: Laurence Griffiths/Getty Images

Ronaldo (del PSV al Barcelona)

El auténtico Ronaldo llegó a Europa a un club poco conocido por este continente: el PSV holandés. Ahí, apenas permaneció dos temporadas para luego, en 1996, dar el gran salto a un grande como el Barcelona. El conjunto español desembolsó en ese momento una cifra record de 19.5 millones de euros. Sobra decir que fue una verdadera ganga.

Foto:  Andreas Rentz/Bongarts/Getty Images

Luis Suárez (del Ajax al Liverpool)

Amado por muchos, criticado por otros, el pistolero Suárez siempre ha rendido donde ha jugado. Por supuesto en el Liverpool inglés no fue ninguna excepción. Ahí llegó en enero de 2011 por apenas 26,5 millones de euros. Pese a que solo consiguió un trofeo en las tres temporadas que estuvo en Inglaterra, fue ídolo del equipo rojo de Liverpool que luego se lucraría al venderlo al Barcelona de España en el verano de 2014 por 81 millones de euros. (La favela que se aferra al fútbol para combatir la guerra)

Foto:  Laurence Griffiths/Getty Images

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.