1. El presidente Nicolás Maduro asegura que Juan Manuel Santos “perdió el límite para hacer el ridículo”. Lo dice 48 horas después de que, en público, vociferara: “Mister emperator op unairesteis; mister vasaio, yoan mani santous: in Venezuela, di constituyen gu, gu, gu, gu!”. (17 fórmulas infalibles por Gustavo Gómez)

2. El gobierno Santos aceptaba la parte angosta del embudo, mientras cedía la ancha a la guerrilla con tal de firmar la paz, esa esperanza que rajaron los electores en el plebiscito. Mal paga Santrich a quien le sirve: “El gobierno ha asumido una actitud infame de distracción e incumplimiento”, asegura, ya más recuperado de su huelga de hambre.

3. A (I)Musa le ha venido funcionando bien el teflón. Es su lengua la que comienza a pegársele, y se le nota cuando dice cosas como “nunca había escuchado de la empresa Odebrecht” o “mi pecado fue haber sacado la votación más alta del país”.

4. Es el fin de los tiempos, signado por grandes tribulaciones y no menos generosas tributaciones (a la Dian). La Iglesia, de la que hace parte José Galat (a pesar de la Iglesia y de Galat), reconoce que las vocaciones se extinguen. En Yarumal, Antioquia, donde ya nadie quiere ser cura, el Seminario Cristo Sacerdote, en el que tantas noches “seminales” pasaron los solitarios novicios, se convertirá en una cárcel. Muy conveniente: el pecado, como se sabe, es la cárcel del hombre. (13 conceptos muy colombianos. Por: Gustavo Gómez)

5. Claman los inversionistas extranjeros por un mínimo de seguridad jurídica y económica para traer sus capitales al país. El gobierno les promete la ansiada estabilidad normativa por los mismos días en que un río es declarado sujeto de derechos, un perro callejero espera que lo operen vía tutela y un oso de anteojos “gana” un recurso de hábeas corpus. En palabras de Pascual Gaviria, vivimos la exótica época de “protección de derechos humanos a los animales”.

6. La esposa del presidente Maduro y su hijo, excelsos juristas, resultan electos para la Constituyente de Venezuela. Aplauden los espectadores de House of Cards, cuya temporada finaliza con la señora del presidente Underwood convertida en presidenta. Aplaude Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua y compañera del varias veces presidente Daniel Ortega.

7. En medio de la discusión sobre los nombramientos del presidente Santos para el tramo final de su gobierno, la exministra María del Rosario Guerra dice que “así falte un día, siempre habrá quien quiera ser ministro”. Guerra, que hace parte de una de esas familias del Caribe en que a sus miembros los “levantan” con la teta pública, es la misma que propone una aspiración presidencial con Álvaro Uribe como fórmula vicepresidencial.

8. Los problemas de SaludCoop pasan a CafeSalud y los de CafeSalud, a MediMás, y los problemas de SaludCoop, CafeSalud y MediMás pasan siempre por encima del derecho de los colombianos a una salud que vaya más allá de resolver líos cambiando el letrero.

9. En video que muerde espacio en redes, Cristina Pastrana defiende al presidente Santos como si fuera Tutina y no Titina. La hermana del expresidente Pastrana (y cónsul en Toronto) exhibe frente a cámaras un carné del Partido Liberal y asegura que en casa su papá siempre les dijo que la familia no era un rebaño. ¿Habla con genuina convicción? ¡Por-su-puesto! (7 grandes decisiones)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.