Her es una película de “amor futurista” que cuenta la historia de un hombre que se enamora de un sistema operativo. Aunque en el 2013, año en el que la película fue estrenada, podía creerse que la idea era ridícula, la inteligencia artificial avanza a tal velocidad que en 2017 ya tuvo que desactivarse la primera máquina dotada con este tipo de inteligencia. (Una mañana con la novia robot)

Pero tranquilo, no se trata de un robot autónomo que empezó a matar gente. En realidad se trata de un proyecto de Facebook que intenta desarrollar un software que pueda negociar con personas con tal naturalidad, que el interlocutor no note que está hablando con una máquina. Según ha explicado la unidad de Investigación en Inteligencia Artificial de Facebook, la idea es que el software pueda llegar a acuerdos y tomar decisiones según la conversación.

Para empezar, la gente encargada del proyecto creó dos ‘personajes’: Bob y Alice. Estos dos bots empezaron a entablar conversaciones entre sí, tal como se esperaba. El problema es que los desarrolladores notaron conversaciones que, aparentemente, no tenían sentido. Pero al analizar más a fondo notaron que las máquinas estaban desarrollando su propio lenguaje. La conversación del problema fue así:

Bob: I can i i everything else

[Bob: Puedo yo yo todo lo demás]

Alice: balls have zero to me to me to me to me to me to me to me to me to

[Alice: pelotas tienen cero para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí para]

Bob: you i everything else

[Bob: tú yo todo lo demás]

Alice: balls have a ball to me to me to me to me to me to me to me to me

[Alice: pelotas tienen una pelota para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí para mí]

Tras la conversación de las máquinas, Facebook prefirió detener el proyecto. Cuando se conoció el anuncio, medios de todo el mundo dieron a conocer la noticia con ideas apocalípticas: “Los ingenieros de Facebook entran en pánico y desconectan una AI (inteligencia artificial) debido a que los bots desarrollaron su propio lenguaje”, “¿Hemos creado un Frankenstein?” y otros titulares por el estilo se encontraban a la web. (Crean en Rusia el verdadero robot de Terminator)

Pero la realidad es mucho más sencilla de lo que parece -si es que se le puede llamar sencillo a tremendo avance tecnológico-. Según lo ha explicado el equipo encargado, cuando crearon los ‘bots’ semiinteligentes para que hablaran entre ellos, cometieron el error de no programar a los robots para que se comunicaran dentro de las reglas del inglés (idioma en el que están programados). Así, en su intento por hacer la comunicación más eficiente, las computadoras crearon abreviaturas que eran claras según su sistema.

“Es como si yo dijese ‘el’ cinco veces; tú interpretarías que quiero cinco copias de este ítem. No es tan distinta de la forma en que las comunidades humanas crean abreviaturas” ha explicado uno de los investigadores.

Mike Lewis, uno de los participantes del proyecto, contó que decidieron desconectar los ‘bots’ no porque representasen un peligro para la humanidad, sino porque deben funcionar para comunicarse con las personas. Es así que su nueva tarea será limitar su creación bajo las reglas de la lengua en la cual se comunicarán.

Elon Musk, el genio detrás de ideas como PayPal y Tesla, ha sido uno de los principales críticos de la insistencia de Facebook por impulsar la Inteligencia Artificial (AI). Según él, esta tecnología es riesgosa para la humanidad. Incluso ha llegado a decir que Mark Zuckerberg realmente no entiende los peligros de la AI. (Sexo y matrimonio con robots será pronto una realidad)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.