Defina qué tipo de viaje quiere hacer

Si está desesperado por tener vacaciones solo para poder acostarse en una hamaca todo el día y no mover un dedo, lo último que va a querer es irse a un paseo de aventura y deportes extremos. (¿Qué empacar según el viaje?)

O si, por el contrario, lo que quiere es conocer un sitio nuevo y caminarlo de punta a punta, un paseo a un hotel en la playa con todo incluido no lo va a dejar satisfecho.

Por eso, para que de verdad sienta que esos días fueron suficientes, haga un paseo según su necesidad: relajarse, estar activo, rumbear, estar con su familia, conocer una cultura nueva, etcétera. Una vez defina qué quiera hacer ya está listo para escoger el sitio.

Escoja un destino cercano

Suena obvio, pero tiene poco tiempo y es clave que lo aproveche. La fórmula es sencilla: si va en carro que el destino no esté a más de 4 horas y si va en avión que el vuelo sea directo y no dure más de dos horas.

Si, por ejemplo, estaba pensando en ir a la costa en carro saliendo el viernes y para regresar el domingo, no la va a lograr. Antes de que se desanime es importante que sea práctico: busque otras opciones más cercanas a su ciudad que tengan un plan parecido. Para este caso, si sale desde Bogotá hay muchos sitios de tierra caliente que están a dos horas y, aunque no tengan playa, se puede broncear y estar todo el día en la piscina si eso es lo que quiere. Ah, y es importante que sea flexible con el destino. (Las mejores playas nudistas de Lationamérica)

Muchas veces el lugar al que vaya lo puede determinar un tiquete en promoción a última hora, algún viaje de un amigo o si le prestan una finca. Déjese llevar por lo que salga que paseo es paseo.

Reserve lo que más pueda

La idea de una escapada un fin de semana cualquiera es que pueda irse de paseo sin planearlo mucho. Pero ojo, si no quiere que le vaya mal y se quede sin hacer la mitad de las cosas que tenía planeadas es importante que haga reservas, así sea un día antes de partir.

Antes de llegar a un hotel a probar suerte llame y pregunte si tienen habitaciones disponibles y si no vaya buscando un plan b, créanos que le va a quitar un estrés de encima. Haga lo mismo con restaurantes, masajes, actividades deportivas.

Mantenga todo simple

Si para usted las vacaciones significan muchos lugares por visitar (restaurantes, museos, parques, tiendas, etcétera) un viaje de tres o dos días no están hechos para este trajín. Sea muy consciente del tiempo con el que cuenta al momento de planear las actividades que va a hacer, ojalá no muchas. Lo mismo con el destino. (Reglas que tiene que seguir en el primer paseo con una mujer)

La idea no es que se quiebre en un viaje tan cortico y hay muchísimas formas en las que puede ahorrar. Si, por ejemplo, no va a un hotel lleve la comida ya lista desde su casa o platos fáciles de preparar como una pasta, sánduches, hamburguesas, algo por el estilo.

 También hay muchas aerolíneas y hoteles que tienen promociones a última hora, busque en sus páginas web que seguro encuentra algo. Lo importante es que disfrute y salga de la ciudad, por lo demás no se preocupe mucho. (5 Consejos para escoger pantaloneta de baño)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.