En el año 2013, un futbolista rubio, de ojos claros y quien inició su carrera en el Arsenal de Inglaterra aterrizó en Colombia. Estaba dispuesto a hacer parte de uno de los momentos más difíciles del América de Cali. Era el inglés George Saunders, quien tenía 23 años. Los ‘Diablos Rojos‘ habían descendido de la primera división del fútbol colombiano, después de haber tenido un glorioso pasado en el fútbol: cinco campeonatos consecutivos y haber conquistado 13 estrellas en 29 años. George solo quería hacer historia al otro lado del mundo y reforzar la plantilla con la que el equipo buscaba volver a primera división. (Las doctoras más lindas del fútbol)

El futbolista decidió viajar a Cali por invitación de un amigo de su familia. El abogado Luis Valero, quien logró sacar a los ‘Diablos Rojos’ de la famosa lista Clinton, donde se investigan empresas o personas que tienen nexos con el narcotráfico. El América de Cali necesitaba un volante de recuperación. Sin embargo, el inglés no estaba en su mejor momento. Había pasado por dos lesiones graves, una de rodilla y otra en su tobillo. Pero en ningún momento pensó en dejar el fútbol. Y menos cuando estaba en la cantera del Villarreal de España y le diagnosticaron problemas de crecimiento. Aún así mide 1.76 metros, y es más alto que Lionel Messi, el mejor jugador del mundo y quien también tuvo problemas de estatura en su adolescencia.

En Colombia llegó a ponerse la camiseta del América de Cali y debutó con el mismo equipo del ‘Pitufo’ Dávila. Pero también hizo parte de Fortaleza, el Unión Magdalena, donde el ‘Pibe’ fue figura y Patriotas. Envigado es su club actual, el mismo que dio a conocer a James Rodríguez. El idioma nunca le preocupó porque desde pequeño vivió en España. (La favela que se aferra al fútbol para combatir la guerra)

Aunque el inglés ha recibido varias ofertas de otros clubes, no ha podido aceptarlas porque en Colombia solo pueden haber cuatro extranjeros por equipo. Por eso, el futbolista, de 28 años, busca la nacionalidad colombiana y debe cumplir con requisitos como tener mínimo 5 años en el país y que su profesión esté avalada. 

El inglés ha estado en equipos importantes desde los nueve años. El primer club donde jugó fue en el Arsenal, por ahí pasaron futbolistas históricos como Robin Van Persie y Thierry Henry. Luego hizo parte de las reservas del Villarreal, equipo en el que jugó el argentino Román Riquelme y el Levante de España, donde se dió a conocer Keylor Navas antes de ser fichado por el Real Madrid. Sus ídolos en el campo de juego han sido Paul Scholes y Roy Keane, ambos mediocampistas de la época dorada del Manchester United. Ellos ganaron la Premier League, Copa de Inglaterra, Liga de Campeones y la Copa Intercontinental. (Mi último capricho: la funeraria que hace ataúdes en forma de estadios)

Aunque es volante de recuperación, si los entrenadores deciden ponerlo en otra posición no tiene ningún problema con tal de ayudar al equipo. George no sabe cuántos partidos ha jugado, solo lleva la cuenta de sus triunfos. En el segundo semestre de 2013 ganó la Liga Postobón, estuvo en el ascenso a primera división y marcó dos goles con el equipo Fortaleza. También se ha destacado por ser un futbolista táctico, juega a uno o dos toques, es agresivo en marca y siempre intenta cambiar de orientación cuando tiene el balón. 

En algunos medios de comunicación se especuló que George quería ser colombiano porque buscaba un espacio en la Selección Colombia y pretendía competirle al mismísimo James Rodríguez. Pero nada de esto es cierto. Solo quiere quedarse para comer frijoles y chicharrón. Además está enamorado de Diana Sánchez, una hermosa caleña, hincha del América con quien comparte sus triunfos y espera un hijo que se llamará Sebastián. Su única ambición, por ahora, es llegar a un equipo de élite en el fútbol colombiano. (No hay hombres feos sino sin plata)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.