Aunque no estará Nairo Quintana—último campeón de La Vuelta— ni Rigoberto Urán —subcampeón del Tour de Francia— Colombia contará en esta oportunidad con la presencia de 14 ciclistas que van a pedalear los 3.324 kilómetros de distancia que tiene la competencia dividida en 21 etapas. Esteban Chaves, tercero el año pasado, parte como el favorito de los colombianos para acercarse al podio y el equipo Manzana Postobón volverá a correr en España. (Mario Sabato, el loco del ciclismo)

La Vuelta a España es, además, la única vuelta grande que han ganado dos colombianos y, a pesar de no pasar por ahí en esta edición, alberga uno de los puertos más famosos del ciclismo: los Lagos de Covadonga. Por eso, en SoHo quisimos homenajear aquellos colombianos que triunfaron en ese dificilísimo lugar.

Lucho Herrera y un sabor doble

El mítico jardinerito de Fusagasugá es, considerado por muchos, el mejor escalador que ha tenido el ciclismo colombiano. Lucho es el único que ha conquistado la montaña en las tres grandes vueltas: Giro, Tour y Vuelta. Además también es el único de los nuestros que logró ser primero dos veces en lagos de Covadonga. La primera vez fue hace 30 años cuando, en la etapa 11, su victoria propulsó el liderato en la general para luego ser el primer colombiano en ganar una gran vuelta. Esa impresionante escapada todavía emociona a los colombianos amantes del ciclismo. (11 apodos curiosos del ciclismo mundial)

Pero la historia de Lucho y ese puerto de montaña no acaba ahí: cuatro años después, en 1991, volvió a conquistarlo luego de 12, 2 kilómetros de ascenso con una pendiente media de 7,2%. Fue esa la etapa clave para que Herrera consiguiera su cuarto título como rey de la montaña en las grandes vueltas.

Oliverio Rincón y la mejor etapa de su carrera

Siguiendo los pasos del gran Lucho, Rincón tuvo su mejor año como ciclista profesional en 1993 cuando quedó segundo en el Critérium del Dauphiné, la vuelta que se corre por los alpes franceses y cuarto en La Vuelta. Fue ahí, en la etapa 17, donde sin dudas consiguió su victoria más emblemática. Era una tarde lluviosa de mayo y 179 kilómetros separaban Santander de lagos de Covadonga. El boyacense dio una clase de cómo fugarse con éxito cuando lo hizo a falta de más de ocho kilómetros por recorrer. Finalmente alzó los brazos en la meta después de 5 horas, 25 minutos y 19 segundos. (Yo diseñé los “uniformes empelotos” de ciclismo)

Nairo Quintana y una victoria para vestirse de rojo

El ciclista boyacense ganó La Vuelta el año pasado con autoridad. Muchos lo criticaban por no haber ganado el Tour de Francia pero en esta ocasión siempre estuvo muy sólido y le dio a Colombia su segunda Vuelta. Todo empezó a gestionarse en la 10a etapa cuando Nairo lanzó un ataque a falta de 3,5 kilómetros de la meta y, solito, cruzó la mítica llegada de Lagos de Covadonga. Fue una exhibición y una victoria que le sirvió parta ponerse la camiseta roja de líder y nunca más quitársela. Ahí además le dio la victoria de etapa número 35 para Colombia en esa competencia. Quintana, que gastó 4 horas 50 minutos y 31 segundos en conquistar el puerto ganaría unos días después La Vuelta a España. (Lo que más le molesta a Nairo Quintana que diga la gente)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.