¿Cómo llegó a SoHo?

Fue en 2001, cuando Pablo Jacobsen era el director. Entonces las portadas eran temáticas y todavía no había desnudos en la revista. Yo, que era modelo en ese momento, hice la portada de la “vaquera” debido al éxito que tuvo Madonna con la canción Don’t Tell Me. (Mi vida después de SoHo por Anabolena Meza)

¿Y las otras portadas?

La siguiente fue ese mismo año, para celebrar el aniversario de la revista. Salimos Jenny López, Ángela García y yo en unas fotos muy lindas en La Guajira. Luego, años después, Daniel Samper era el director y me propuso hacer el primer desnudo frontal en una portada.

¿Qué recuerda de esas fotos?

Fueron en la reserva de Río Claro, en Antioquia. Quisimos simular un poco a Eva en el paraíso. Quedaron muy lindas, aunque me dio algo de pudor hacerlas.

¿Tenía pareja en ese entonces?

Sí tenía, pero no recuerdo si se molestó. Y si hubiera sido el caso, de malas. (Mi vida después de SoHo por Laura Tobón)

¿Y su familia qué dijo?

Mi familia siempre ha respetado mis decisiones. Tenemos mucha confianza, somos muy unidos. Además, ya lo habíamos hablado antes de que yo aceptara.

¿Le ayudó a su carrera haber posado para la revista?

Claro, me ayudó mucho. Digamos que, de alguna manera, me dio una amplia exposición en los medios. No recuerdo si me salió un proyecto concreto por cuenta de las fotos, pero como apenas iniciaba mi carrera como actriz, estar en el ojo del huracán ayudó, sin duda, para impulsarla.

¿Qué es lo que más le gusta de SoHo?

Creo que SoHo es una revista inteligente, sarcástica y llena de humor negro. Me encanta que aborda el tema de la desnudez de una manera abierta en una sociedad tan moralista como la nuestra. Y claro: su estética es espectacular. (Mi vida después de SoHo por: Angélica Blandón)

¿Qué fue lo mejor de haber posado para SoHo?

Sentirme libre, contestataria, irreverente y, por qué no, dar de qué hablar un ratico. Pero lo mejor de todo fue que, gracias a las fotos de mi primer desnudo, pude impulsar a una fundación que ayuda a proteger a las mujeres, en especial a las cabezas de familia, que han sido víctimas del maltrato de los hombres. Yo quería que las fotos estuvieran vinculadas a una causa social, y así cobró sentido para mí desnudarme.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.